Publicado el Dejar un comentario

Lentes Digitales

Guillermo Ayala García
Optometrista
Opticlinic-Oftalmoclinic

Quizá alguna vez te hayan ofrecido lentes digitales, siendo esta una mejor opción para los lentes graduados. Aunque son productos más costosos, sus características realmente lo valen. Pero, ¿qué ofrecen en realidad?

Los lentes digitales se logran mediante un tallado preciso, ya sea computarizado o por láser. En teoría, deberían ofrecer una visión más nítida y clara, una mejor visión periférica en la noche, mejor contraste, y además reducen los reflejos y el resplandor de las luces.

Dejando de lado los materiales utilizados en la fabricación de los lentes digitales, la manera en que se fabrican y los tratamientos que se pueden aplicar a los lentes influyen en cómo se ve a través de ellos.

Estas lentes se consideran una de las innovaciones más importantes de los últimos años. La imagen digital es mucho más realista que la imagen de los lentes tradicionales, brindándonos una imagen más nítida con más detalles.

Los lentes convencionales pueden distorsionar la visión, ya que al momento del corte del lente no se tiene en cuenta la montura. Sin embargo, la tecnología de los lentes digitales permite que los lentes se corten con mayor precisión. Estos lentes digitales ofrecen una visión más clara, permitiendo al paciente ver cada detalle con claridad, además de experimentar colores más intensos y definidos.

Los lentes convencionales implican el uso de lentes semiterminados, que se tallan con moldes de aluminio con las curvaturas específicas para corregir los defectos refractivos. Por otro lado, los lentes digitales se tallan en la superficie utilizando un generador, y luego se afinan y pulen para completar la talla. La tecnología de los lentes progresivos produce lentes totalmente personalizados y precisos. El punto de partida para la fabricación de los lentes digitales comienza con un software altamente sofisticado que permite la entrada de la prescripción, distancia pupilar y detalles de adaptación, posición y uso de la montura. Esto crea unos verdaderos lentes personalizados, algo que no es posible con la talla tradicional.

  • Son ideales para usuarios con miopía o hipermetropía.
  • Ofrecen un campo de visión un 40% más amplio.
  • Proporcionan una transición mejorada entre las zonas de lectura y distancia.
  • Se personalizan con graduación y montura.
  • Mayor claridad y menor distorsión.

  • Claridad nítida que se acerca más a la visión natural.
  • Mayor precisión personalizada para los ojos.
  • Lentes más delgados y livianos.
  • Adaptación más fácil a los lentes progresivos.
Publicado el Dejar un comentario

COSEJOS VISUALESPARA UN USO RESPONSABLE DE LOS DISPOSITIVOS CON PANTALLASDIGITALES

Guillermo Ayala García
Optometrista
Opticlinic-Oftalmoclinic

Cada vez son más los niños y adolescentes que reciben como regalos productos tecnológicos como teléfonos móviles, tabletas o videoconsolas. Este tipo de dispositivos ha experimentado un espectacular aumento en los últimos años, y en cada hogar existen ya un gran número de ellos.

Utilizar estas nuevas tecnologías puede llegar a mejorar el rendimiento en determinadas tareas (como en la coordinación ojo-mano, el tiempo de reacción, identificación de objetos en movimiento, etc.) siempre y cuando se realice de forma moderada. Sin embargo, su uso abusivo está asociado a problemas que también se pueden manifestar a nivel ocular y visual.

Uno de estos inconvenientes puede ser la conocida como “fatiga visual”, esta aparece cuando comenzamos a notar leves cefaleas, irritación o enrojecimiento ocular, ardor, sequedad, picor, migrañas o cansancio ocular tras varias horas seguidas fijando nuestra visión en televisiones, monitores o pantallas de este tipo.

En este sentido, te ofrecemos a continuación una serie consejos muy útiles a poner en práctica, con el objetivo de evitar o reducir la aparición de daños y molestias en la visión al utilizar dispositivos electrónicos de manera continua:

  • Ajusta el contraste y la luz de la pantalla a un nivel adecuado sin que el brillo sea excesivo ni insuficiente.
    • Mantén siempre una adecuada iluminación general de la habitación, y no a oscuras. Y, en caso de que no haya iluminación natural, procura que la artificial no sea muy intensa ni provoque sombras molestas.
  • Coloca el dispositivo o pantallas de forma que evite el reflejo de luces directas y, preferiblemente, a una altura un poco más baja que la de los ojos.
  • Revisa la distancia existente entre los ojos y la pantalla. Una distancia muy corta obliga al sistema visual a realizar un excesivo esfuerzo acomodativo. Por ello, se recomienda una distancia mínima equivalente a la medida desde el codo hasta los dedos para los teléfonos y tabletas, por su parte, del hombro hasta los dedos para las pantallas convencionales de sobremesa.
  • Para evitar los síntomas del ojo seco es fundamental parpadear de manera frecuente. Además, procura que la pantalla del dispositivo se encuentre siempre limpia, sin huellas ni suciedad, para optimizar el esfuerzo al enfocar.
  • En el caso de leer libros electrónicos, es recomendable hacerlo en dispositivos con tinta electrónica (e-ink) como eBooks, antes de hacerlo en tabletas, móviles o pantallas digitales. Estos dispositivos no emiten luz, sino que refleja la que hay en el ambiente, como si fuese un papel convencional. Esto hace que la experiencia del usuario sea casi la misma que si leyese desde un libro normal.
  • Realiza descansos periódicos y limita el tiempo total. El control del horario de uso es fundamental. Deja de mirar las pantallas y dispositivos un rato corto cada media hora aproximadamente y fija la mirada en objetos que estén más lejanos para evitar cansancio, fatiga visual, picor, escozor e, incluso, dolores de cabeza.

¡Recuerda! Además de seguir estos consejos, acude a las revisiones con tu optometrista al menos una vez al año para que este profesional sanitario de la visión pueda realizar una evaluación de tu visión y recomendarte las mejores soluciones para compensar tus problemas visuales.