Publicado el Dejar un comentario

ESTRABISMO (PARTE 1)

Escrito por: Guillermo Ayala
Optometrista
Opticlinic-Oftalmoclinic

El movimiento de cada ojo es dirigido por seis músculos, controlados a su vez por el cerebro. Para que los ojos se muevan al mismo tiempo los músculos de ambos ojos deben trabajar coordinados entre sí para enfocar una misma imagen. El cerebro combina la visión de cada ojo en una única imagen tridimensional.

Cuando un ojo no está correctamente posicionado el cerebro recibe dos imágenes diferentes:

En los niños pequeños, el cerebro ignora la visión del ojo desviado, utilizando solamente la visión que aporta el ojo que mejor funciona. La visión pierde profundidad, pero al niño le permite ver una imagen única. Cuando el ojo desviado es siempre el mismo, el ojo anulado no puede desarrollar su potencial visual. Si no se trata adecuadamente antes de los 6-7 años, la disminución de la visión de ese ojo será permanente e irreversible, lo que se denomina ojo vago o ambliopía.

En los adultos se produce una visión doble porque el cerebro no puede anular la imagen incorrecta.

Clasificación y tipos del estrabismo

Según el sentido de la mirada:

• Convergente (esotropía o endotropía). La mirada se desvía hacia la nariz. Es el más
frecuente.
•Divergente (exotropía). La mirada se desvía hacia fuera.
•Vertical. La mirada se desvía hacia arriba (hipertropía) o hacia abajo (hipotropía).
•En sentido giratorio (endo o exociclotropía).

Según se presenta o no con la mirada:


•Comitante. La desviación es igual independientemente hacia donde se dirija la mirada.
•Concomitante. La desviación varía con la dirección de la mirada.

Según el ojo director:


•Alternante. Ambos ojos fijan la mirada alternativamente. La visión binocular (visión en la que se utilizan ambos
ojos) está afectada.
•Fijo. El ojo fijador siempre es el mismo, suele existir ambliopía del ojo no fijador y se deteriora la visión binocular
(visión en la que se utilizan ambos ojos).

Según la causa:


• Causas ópticas. Debido a hipermetropía, miopía y/o astigmatismo.
• Causas orgánicas. Por leucomas corneales (manchas blancas en la córnea), cataratas, etc.
• Causas anatómicas. Provocadas por malformaciones, causas neurológicas, etc.
• Hereditario.

En adultos se puede presentar un estrabismo por:


• Traumatismos: fractura orbitaria, lesión craneal, cirugía.
• Procesos inflamatorios: celulitis orbitaria, meningitis tuberculosa.
• Tumores: meningioma, neurinoma acústico, tumores orbitarios o metástasis.
• Otras enfermedades: esclerosis múltiple, aneurismas, diabetes mellitus, hipertensión arterial, ictus, arteritis de células gigantes, miastenia gravis, miositis orbitaria y enfermedad de Graves.

La detección precoz es la mejor garantía de un diagnóstico y tratamiento adecuados. Además, con independencia de la edad, cualquier movimiento o gesto que nos haga sospechar la existencia de estrabismo debe ser valorado de forma inmediata. Todos los niños que desvíen un ojo de forma intermitente deben ser valorados a los 4-6 meses de edad. Es decir, los niños que tengan una desviación permanente deben ser valorados antes de esa edad.

Publicado el Dejar un comentario

La relación de los ojos con el Ejercicio, ¿existe algún beneficio?

Escrito por Optometrista, Guillermo Ayala

Diversos estudios sugieren que el ejercicio podría proteger a los ojos de enfermedades como la degeneración macular. Este padecimiento es la causa principal de ceguera irreversible en personas mayores de 60 años en todo el mundo.

El ejercicio y el glaucoma

Las personas que realizan ejercicio moderado de manera regular, tienen 25% menos probabilidades de desarrollar Glaucoma
En las personas que ya tienen Glaucoma, el ejercicio aeróbico regular puede disminuir la presión intraocular y mejorar el flujo sanguíneo a la retina y al nervio óptico

El ejercicio y la diabetes

El ejercicio constante mejora el curso de los pacientes diabéticos. De esta manera se reduce el riesgo de complicaciones oculares de esta enfermedad, como la retinopatía diabética y las cataratas.

¿Cuánto tiempo debo de hacer ejercicio?


La Organización Mundial de la Salud, el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades, y la American Heart Association recomiendan: 150 minutos de ejercicio aeróbico moderado a la semana 830 minutos al día, 5 días a la semana).



Recordar que hacer ejercicio en exteriores nos expone a luz natural y por consecuencia radiación dañina ultravioleta, por tal motivo es fundamental el uso de gafas certificadas con un mínimo de protección UV a 400 nanómetros de protección, los idóneos son los polarizados.

¿Qué tipo de ejercicio se recomienda?

No se necesita ser un experto en cualquier rutina de ejercicio, basta con realizar cualquier ejercicio continuo por 30 minutos por 5 días de la semana, una caminata, un trote suave, correr a un paso que permita una conversación, brincar la cuerda. Si bien el ejercicio contribuye a un estado saludable para nuestros ojos, también es benéfico para nuestro sistema cardiovascular

Espero esta información te haya sido de utilidad, si deseas que hablemos de algún tema en especifico relacionado con tus ojos, escríbenos y con gusto dedicaremos un blog relacionado a tus inquietudes